Diferencias entre Utopía y Distopía

En los últimos años, Utopía y distopía son términos que están de moda. Sobre todo en el cine y en la literatura. Seguramente habrás escuchado hablar o leído reseñas de sociedades utópicas o de sociedades distópicas en libros o películas exitosas. 

Por ejemplo, películas como “Los Juegos del hambre” o “Divergente” son un claro ejemplo de sociedades distópicas. Pero ¿Cuál es el significado de estas palabras? ¿Cual es el significado de utopía?  ¿Qué es realmente una utopía?  Y ¿Qué es realmente una sociedad distópica? ¿Cual es la diferencia entre Utopía y distopía?

Interpretaciones del significado de Utopía

El término utopía se refiere a una situación, acción, o evento que podría llegar a suceder en algún momento del futuro, pero que actualmente es imposible, inalcanzable o no lograble. En el plano personal, la utopía se considera como aquello a lo que una persona quiere llegar o lograr, un sueño o una meta, y que nunca puede hacer realidad

Es común asociar la utopía con lo inalcanzable,  ya que ha pesar de tomar acciones y dar pasos en la dirección del objetivo, la realidad de alcanzar ese sueño utópico se aleja cada vez más.

Las investigaciones ubican el origen de esta palabra en la novela de Tomás Moro titulada “Utopía”, aunque su etimología proviene originalmente del griego moderno. En esta novela se recrea una sociedad ideal, donde todas sus instituciones funcionan perfectamente logrando una sociedad perfecta y en paz.

Es decir,  una utopía es la proyección que tiene la sociedad humana de un mundo ideal, pero ese mundo o sociedad ideal está enclavada en la mente de cada persona según sus motivaciones, experiencias, ambiciones, educación, entre otros, que son las que modelan y construyen en la mente de cada quien ese mundo ideal.

Por eso mismo, una utopía, es al mismo tiempo una contradicción, ya que una parte de la sociedad promueve un mundo mejor, pero que al mismo tiempo es anulado por la otra parte de misma sociedad que tiene una visión diferente, su propia utopía. 

Y la historia está llena de sueños utópicos que se iniciaron como revoluciones emancipadoras, y terminaron como regímenes dictatoriales y autoritarios que pretendían imponer su sueño a la fuerza, sin importar su viabilidad o su utilidad.

Interpretación del significado de Distopía

Usualmente utopía se valora en un sentido positivo, como un anhelo justo, bueno y deseable. Pero la realidad ha demostrado que tratar de imponer utopías puede provocar grandes males. De estas sociedades destruidas por una utopía, proviene el término Distopía.

          Distopía procede de a δυςτοπία (δυς, malo; τόπος, lugar). El término fue utilizado primeramente a finales del siglo XIX por John Stuart Mill. Básicamente una distopía es una sociedad ficticia, pero al contrario de la utopía, el ideal es negativo, por eso también es conocida como utopía negativa. Para muchos el régimen nazi fue una distopía.

La distopía plantea una situación donde las contradicciones de los discursos ideológicos opuestos son llevadas a sus últimas y extremas consecuencias. Y la narrativa distópica actual, tan de moda, puede servir de alerta para que la sociedad evite modelos políticos que podrían conducir a sistemas  injustos y crueles.

Es que tratar de imponer modelos políticos a la fuerza solo puede terminar en trágicas circunstancias como se ha repetido tantas veces a lo largo de la historia, donde una utopía, un sueño de una sociedad mejor, se puede convertir en poco tiempo en una dolorosa distopía.

La narrativa distópica es un alerta sobre el peligro potencial de las ideologías llevadas al extremo, pero también alerta sobre las prácticas y conductas que mantienen levantada la sociedad actual. Los extremos de socialismo y del capitalismo, el consumismo y la dependencia tecnológica entre otros.

Las Diferencias entre Utopía y Distopía

Básicamente, utopía y distopía son palabras antónimas, es decir, sus significados son opuestos, y sus principales diferencias son las siguientes. 

  • La distopía destaca y promueve los defectos de la sociedad. Dicha sociedad es indeseable para la mayoría pero se mantiene por la fuerza.
  • La utopía promueve una sociedad ideal, sin defectos, donde los ciudadanos viven en paz y armonía, gozando de igualdad de deberes y derechos, garantizados por el estado.

Para finalizar, podemos concluir que la historia parece querernos recordar siempre, que tratar de imponer sociedades utópicas, puede generar en la realidad sociedades distópicas.